lunes, 31 de octubre de 2011

Esos tipos raros que visten tó de negro

¡No los soporto más, copón! ¡Es que no los trago, de verdad, es verlos y me hierve la sangre por las venas!

Que sí, hostias, que tiene que haber gente de todo tipo pero es que…

Yo creo que es su puñetera forma de vestir, que me saca de mis casillas. Todo el jodido día de negro de arriba abajo, con esas pintas. ¿Van maquillados o ese color de cara es natural de ellos mismos? porque tengo en casa una caja de tizas con mejor pinta, coño.

Y anda que donde viven también es canela fina; todo lleno de oscuridad, las paredes húmedas y hasta las trancas de telarañas y moho como mocarros de bebé colgando de sus enanas napias. Que no digo que se merezcan un chaletaco con vistas a la playa en Punta Cana, ojo, tampoco es para tanto, pero es que he vivido debajo de puentes que son más acogedores que las chabolas de esta peña. Es que eso de que tengan todo lleno de velas y esas caras tan serias, impasibles, que no sabes ni lo que piensan… qué repelús dan, coño, ¡para que luego digan que los payasos damos miedo!

Y miedo me da pensar qué comen porque, otra cosa no, pero están todos gordacos y cebaos como un pavo en Nochebuena, que necesitan un búmeran para ponerse el cinturón los mamonacos. No se matan a hacer ejercicio precisamente, vamos.

Además, ¿cómo coño se reproducen, por esporas? Quiero decir, esa gente… sólo se tocan entre ellos ¿no? ¿o hay riesgo de que se te acerque uno y te pase al lado oscuro? A ver si algún día por la calle me rozo con alguno y me contamina o algo, a ver luego cómo se lo explico a mi familia.

¿Qué? Que yo no tengo nada en contra de los chavales estos que van de Halloween todo el año, joder, que me caen muy bien ahí con sus uñas pintadas de negro y sus pelacos rollo “vengo de un concierto heavy con la niña del Exorcista”; con sus lentillicas de colorines, una con una calavera y otra con un pollo del Angry Birds ese y sus medias rotas y sus tatuajes en las nalgas…

A mí los siniestros me parecen una peña cojonuda, que se lo tienen montao de puta madre, ¡yo de los que hablo son de los señores esos que trabajan de negro con sotana encerrados en iglesias y conventos mugrosos!

Desde luego que sóis mal pensados… ¿Cómo iba un siniestro a ser tan raro como los otros, almas de pollo?



PANOCHO THE CLOWN

sábado, 29 de octubre de 2011

Padres ejemplares 2

Y seguimos con nuestra sección especial para que veáis cómo crié a mis hijos. Deberíais hacer lo mismo...

¡Es una orden! ¡Vamos! ¡Ahora!




jueves, 27 de octubre de 2011

Para viajar cómodo... no viajes

Porquería que está hecho el metro de Madrid, copón.

Hostia, ¿he sido muy directo, decís? ¿Qué dónde está mi fina ironía y mi maravilloso sentido del doble sentido? Pues estará en algún anden perdido entre la mugre de las papeleras, digo yo.



Coño, a ver, si no me refiero a porquería de suciedad, que eso está muy bien cuidado; ahí con sus mendigos a punta mañana tirados en un banco, sus gentes borrachas con las latas de cerveza recalentada (que, curiosamente, hay de todo desde gente de esa de fuera que hablan raro hasta niñatillos del “Eggggque Club”… menos mal que no hay payasos, eso demuestra que estamos hechos de buena estirpe), me refiero al resto.

Tú te cuelas, digo, pagas religiosamente tu billete para moverte a otro lado de la ciudad y, en tan sólo 46 estaciones y 7 transbordos de nada, te encuentras de todo.

El vagón, que va hasta arriba, abre las puertas una vez más y, en el hueco que hay para un tío de metro y medio, entran a empujones 8 personas más; resultado: te clavan tres codos en los riñones, la rodilla en la pantorrilla y te encuentras respirando la fragancia de dos sobacos delante en tó los morros por arte de magia. A la vez, porque es el más difícil todavía de este particular circo, entra un señor con un acordeón por un lado y otro con un altavoz y un micrófono a desafinar por el otro y hacen como que tocan música y cantan pero, oh milagro, no los puedes escuchar bien porque pegado a ti tienes un cani con el móvil a toda pastilla escuchando reggaetón.



Cambias de línea, te cierran las puertas del metro en la cara y levantas al dedo anular al conductor en señal de agradecimiento mientras el convoy se pone en marcha. Esperas 4 minutos según el cartel luminoso, que en verdad están medidos en “Tiempo Windows” y se convierten en 11 cuando llega el siguiente, entras a suaves empujones y te das con la mierdabarra en la cabeza, que no sabes ya ni cómo agarrarte hasta la siguiente parada.

Sales del vagón mucho más delgado de lo que has entrado (por cojones, por “presión popular”) y te dispones a salir a la calle. Le haces un quiebro a los señores que te piden el ticket (“¿Qué ticket? ¡hosssstia, me lo ha robado aquél tipo con turbante que iba a mi lado, qué mala suerte!”), enfilas el pasillo y… El primero a la izquierda, el segundo a la derecha, el siguiente otra vez a la derecha, luego uno largo que ni ves la luz al final del pasillo, a la derecha, unos escalones desgastados donde te resbalas, sigues a la izquierda, el tercer cartel que pone “Salida” donde no ves ninguna salida (ni ninguna puerta para salir), otra vez a la izquierda y, por último a la derecha, como este país (¡kaboum!).

Piensas que has llegado y ¡sorpresa! a subir escaleras durante otros ocho minutos. Que sí, que son mecánicas y todas esas modernidades de mierda de la mierda de vida moderna (capicúa) pero, cualquiera que se haya colado, perdón de nuevo, pagado el billete alguna vez en su vida en el metro, sabrá que precisamente la escalera mecánica de subida es la que está estropeada mientras la de bajada hace feliz a sus usuarios que se van descojonando de ti…

Ey, pero no pasa nada, joder, no seamos agoreros, que si hay que subir al billete sencillo de 1€ a 1,50€ se hace, que el metro es cojonudo como transporte. Aunque sea de borregos.

PANOCHO THE CLOWN

lunes, 24 de octubre de 2011

Cipotazo 2.0

¡Que le gusta a la peña un criticar, coño ya!

Con lo bonita que es la tecnología y lo alegres que vivimos en esta sociedad consumista chupiguay… Que si tu sobrino tiene la playesteison, la equisbox y cuatro aipads; que si los niños, que antes venían con un pan debajo del brazo, ahora vienen con un “Mac”; que si en tu casa, donde vivís 8 personas a modo de piso patera, hay 11 telefónos móviles (hay gente que se aburre mucho y se compra 2 ó 3 para él sólo, coño, que eso lo he visto yo con estos ojitos) y un largo etcétera.

Pero no hablemos de cosas largas que perdemos el norte.



A mí me parece la hostia que hoy día todo sea así, no veo por qué no. ¡Es que la chavalería se relaciona menos que antes! Falso. Se relaciona más. Pero lo hacen de mentira, virtualmente, como cuando en la noche de Reyes pillas a tus padres poniendo los juguetes borrachos hasta atrás del anís que has dejado para los camellos (los del desierto, no los otros), mientras se meten mano y te dejan traumatizado al enterarte que ellos son los reyes… ¡Coño, perdón, joder, que a lo mejor esto lo leen niños y les he jodido la película, como en “El Sexto Sentido” cuando descubres que Bruce Willis está muerto! ¡¡Mierda, que a lo mejor esto lo leen fans de Shyamalan y les he jodido el final como cuando descubres que, a los que has votado estas elecciones, no cumplen con lo prometido!! ¡¡¡Copón, que a lo mejor esto lo leen políticos…!!! Nah, eso sí que no, para eso tendrían que aprender a leer antes. Eso sí que sería “realidad virtual”.

¿Por dónde iba? Ah, sí, las quejas de que los niños van fatal con tanta jodida tecnología.

Yo no veo mal que tengan desgastadas las huellas digitales de tanto botoncito, que esto es el “te vas a quedar ciego de tanto hacerte pajas” del siglo XXI; o que, por poner otro ejemplo, que no tengan ni puñetera idea de escribir más de dos frases seguidas sin una falta de ortografía. Vale, me he pasado, perdón, no quería decir eso, en realidad me refería a “+ D 2 palabrs segids”.

Total, si eso va a ser culpa del profesorado pero fijo, ¿no veis que dijo la Aguirre que los muy perros sólo trabajan 20 horas semanales? ¡Así va el país!

¿Y la de problemas que te evitas con los regalos? Antes, cuando yo era pequeño, tenías la molestia de tener que pensar qué le comprabas a un zagal… ¡pues eso ya no existe! Todos quieren la Noentiendo y el ordenador más potente. Ya está, así de fácil ¡Y, si no se lo compras, te tiran la mierda-regalo a la cabeza y punto! ¡A ver qué narices va a ser eso de un libro, con tanta letra y sin dibujos de tíos hiper-musculados y tiarracas con tetas más grandes que la cabeza de Falete!

Ufff, mal tema, mal tema. Hoy me he prometido alejarme de la lujuria carnal.

Y la paga semanal. Como ya no salen, como les entretiene más un chateo, ¡no veas lo que te ahorras! Antes, con eso de que daban un paseo los fines de semana y empezaban a conocer la vida real, los bares, el invitar a una cachorrilla al cine para meterle mano en la fila de atrás, las partidas al billar, dardos y similares, te sangraban una pasta los críos; pero ahora, con enchufar los paletos esos de los Sims con su chirimbolo verde en la cabeza y hacer como que pierden la virginidad virtual, van sobrados…

Bah, joder, a quién quiero engañar… lo he intentado, lo prometo (aunque yo soy más de “lo meto”). ¿Veis? Si es que vais provocando y siempre acabamos igual… ¡Me piro al baño, que la mesa ésta ya se sostiene con 5 patas!

PANOCHO THE CLOWN

sábado, 22 de octubre de 2011

Padres ejemplares 1

Bueno señores, iniciamos una nueva sección donde demuestro todo lo que cualquier padre que se precie debería hacer con sus hijos. Ahí va las dos primeras fotos.



jueves, 20 de octubre de 2011

Vivan mis lorzas y la madre que me trajo

¡Ja, esto es la bomba! ¡Desde que robo los periódicos a los mendigos que duermen en los parques, mi vida es mucho más interesante!

Los dinamarqueses, o dinamarquianos, o como coño se llamen la peña que vive en Dinarmaca, llevan meses sufriendo un nuevo impuesto que se han sacado de la manga para darles… mandanga (Joder, hoy mi musa particular no me inspira lo suficiente con las rimas… ¡chupa más, que no me concentro!).

Los cachondos de sus políticos les han subido los impuestos a las comidas mierdas; a los Fast Food, vamos. Ponen como excusa que los gordacos damos más problemas a sanidad y no sé qué cojones y, para reducirlos, pues aumentan los precios a la comida como las jamburguesas, la fritanga y demás cosas que nos alegran la vida en el día a día. Han hecho lo mismo en Portugal, con los “ilusos” esos (¿lo cogéis o es demasiado fino, gentuzilla?) y ahora van a por Inglaterra. ¿Adivináis quienes vienen detrás?



La FUCI, que suena a nombre cariñoso que le pones a tu furcia favorita pero en realidad significa Federación de Usuarios Consumidores Independientes, dice que la idea es subir los precios de los alimentos que provocan colesterol y bajar los de los alimentos sanos para, a la vez que mejoras tu calidad de vida, ahorres; también dice que la posición social influye y que, mientras menos pasta guardes bajo el jodido colchón y más cutre seas siendo pobre (que es muy poco “In”, coño, no tenéis visión de futuro), más comidamierda te zampas.

Yo tengo otra solución, a ver qué tal. Si es por hacernos mejorar la calidad de vida y te influye la mala economía, podemos matar dos pájaros de un tiro pagando a cada piltrafilla un sueldo de 2.000 euros mensuales, sea un zampabollos o no. Así, casi seguro que la calidad de vida mejora muchos puntos; eso y la economía general del país, que tampoco estaría mal…

Y lo de bajar los precios de los alimentos, ¿qué tal si en vez de los sanos, las lechuguitas, las acelgas y esas mierdas verdes que sólo comen las vacas en el prado, lo hacemos con todos, sean de la categoría que sean? Ya que no paran de subir la luz, el agua, el combustible, el gas y demás pijerías de esas inservibles que no nos aportan nada, por lo menos que podamos comer tranquilos.

Bah, pero qué burradas digo… ¿Cómo coño se me ocurren semejantes gilipuerteces, si sólo soy un payaso cincuentón fracasado y sin trabajo? ¿Qué sabré yo de economía?

Eso van a ser los litracos de lambrusco que me meto entre pecho y espalda noche sí y noche también, que me hacen mucho mal. O no.

PANOCHO THE CLOWN

lunes, 17 de octubre de 2011

Si es que os quejáis de vicio, que sois unos viciosillos

Qué pesá que es la gente con Barajas, los aviones y la santa madre que los parió, ya están otra vez quejándose de los ruidos de los motores y que si los aviones les pasan por encima de sus cabezas y tal… ¡Pero si eso es lo más bonito que hay, copón!

Quién coño no ha deseado en su vida poder vivir en una gran urbe pagando a tocateja una insignificante cifra de 4 números por el alquiler mensual, en un piso de 55 metros cuadrados la hostia de chulo, sin reformar, con las ventanas cerradas a cal y canto para que no les entre el frío en invierno, el calor en verano, y la polución en cualquier época del año. Quién no ha pensado lo cojonudo que es estar en la gran ciudad, con todos sus coches las 24 horas, sus carreras por el metro para no llegar tarde al trabajo, sus precios nada abusivos y variedad de estrés. Quién no ha suplicado e incluso vendido su alma al diablo por vivir junto a un jodido aeropuerto y estar bajo la ruta de los vuelos…

¿Cómo? ¿Nadie? ¿Nobody else? (Lo sé, soy la hostia en verso con los idiomas; las que me han catado ya saben que soy un maestro con la lengua).

Bueno, pues ahora resulta que los piltrafillas que viven allí perdidos en el ojete del mundo, vuelven a ponerse en pie de guerra para quejarse de que si los aviones hacen ruiditos y que si blablablá, que si blublublú…



¿Pero cómo les van a molestar unas máquinas que vuelan a, no sé, tres o cuatro mil kilómetros de altura, copón? ¡Es imposible! ¿Qué pasa, que los bocachanclas que viven cerca de aeropuertos han desarrollado superpoderes y tienen superoído, como el tío ese de los gayumbos por encima del pantalón? Me refiero a Superman, carajo, quién narices ha dicho nada de Marichalar…

Yo creo que la peña se queja de vicio porque eso es como el que se va a vivir al campo y se queja de que se oyen jodidos pájaros cada mañana y le molestan canturreando ahí… Eso, copón, ya se daba por sentado al irte en mitad de la nada a vivir a una casucha de piedra, ¡pues lo de Barajas igual! En el contrato de alquiler (al que se lo hagan, que donde esté un “me cuelo en tu casa”, que se quite lo demás) ya viene una cláusula que lo especifica, lo que pasa que no me leéis bien la letra pequeña, mendruguines míos.

Además, que para la muchachada es de las mejores zonas. Con la de peña que pillan allí todas las semanas “pasando mierda de la buena”, lo tienen hecho; que si esconden unas piedritas en los mangos de los paraguas, que si “es que soy exportador de azúcar glass”, que si “estos cuernos no son de marfil, son imitación”… ah, no, eso no, coño.

Total, que vivir cerca de un aeropuerto son todo ventajas, hostias ya, que sólo sabéis abrir la boca pa ladrar y decir memeces sin sentido.

Y pa eso ya tenemos a nuestros políticos.

PANOCHO THE CLOWN

sábado, 15 de octubre de 2011

jueves, 13 de octubre de 2011

Ya veréis como me líe a trabucazos...

Hay una cosa que no comprendo: las críticas al sistema americano y su Asociación del Rifle. ¡Para mí que es envidia pura! Como ellos están ahí que si se echan unas risas, que si toma tiro en defensa propia, que si yo la tengo más grande que la tuya y la pistola también…

Si hiciésemos lo mismo, aquí todo iría mejor.

Estás en la cola del súper esperando para pagar con tu cartonaco de vino en la mano y se te cuela la típica vieja del “jovencito, ¿me deja pasar que son sólo dos cositas de nada?”. La dejas ponerse delante, después de cagarte amablemente entre dientes en su familia, y te planta la tía allí tres cajas de helados de a euro pa los nietos, unas braga-fajas talla XXX-XXXL pa que no se le esparramen las lorzas, dos bolsas de pepinos españoles con la fotografía de la Merkel haciendo el signo de la V con los dedos, cuatro packs de yogures de sabores variados, dieciséis sobres de pasta precocinada y deshidratada, dos botes de desodorante marca “la pava” y unos tomates al peso que se les ha olvidado pesar previamente y ahora tiene que llamar la cajera por microfonía, que venga algún compañero a hacerlo para poder cobrarlos.



Pues todo eso, en España, no tiene solución, es un mal de nuestra sociedad que tenemos que sufrir día sí y día también pero, si adoptásemos esa forma de ser tan sanota de los estadounidenses, con llevar a mano tu M16 reglamentario, no habría ningún problema, copón.

¿Y ligar, eh? Pues todo sería mucho más sencillo, nos evitaríamos las polladas esas del salir y dejarte un pastizal invitando a la cachorra de turno toda la noche, para luego irse con el primer tío mazas que pasase por su puñetero lado dejándote plantado ahí todo palote.

Con tu Magnum 45 (¡ojo, cuidao, mostrencos míos, no confundir con el helado y metérselo en la boca que este muerde!), con ese armatoste, decía, la vida sería mucho más sencilla y las interacciones sociales estarían claras desde el principio. Yo soy un macho alfa cuarentón sexy, tú eres una adolescente en celo cuyos padres tienen sueño profundo, saco a jugar mi “pistolón” y nos damos unos frotes en el sofá de tu casa. Solucionado. A no ser que la adolescente tenga una AK-47; ahí mejor seguir con el rollo pagafantas e irte a tu triste habitación de motel, a pelártela como un mono viendo los consursos esos de las 2 de la mañana donde no llama nadie y la presentadora se desespera porque sólo telefonean sus compañeros haciéndose pasar por gente.

Y así muchos ejemplos más ¿eh? Que vas en el metro y te mira mal la típica embarazada de 8 meses porque no le cedes el sitio: pistolaco que te crió; que el cerrajero te quiere cobrar 100 euracos por abrirte la puerta con un plástico de una radiografía: tochaco arma al canto; que esa chica tan simpática que tienes de rodillas te dice que le avises cuando vayas a “llegar”: idem de idem.

Bueno, tampoco me parece tan buena idea. Al precio que van las armas casi que mejor sigo en mi etapa onanista y punto. Así tengo excusa para no tener que relacionarme con nadie, que me da repelús.

PANOCHO THE CLOWN

lunes, 10 de octubre de 2011

Resacón SIN Las Vegas... que no hay presupuesto, coño!

Nada, aquí estos cerdos que me siguen grabando... en el fondo le voy cogiendo el gustillo, no os creáis.

sábado, 8 de octubre de 2011

jueves, 6 de octubre de 2011

Duelo en Sol Corral

¡Joder, que de puta madre! ¡Jajajajaj, si ya hasta me dan el trabajo hecho y sólo tengo que tocarme los huevacos a dos manos, esto sí que es vida!

¿Que a qué me refiero, pandilla de mangurrianes? Pues es que la otra noche me quedé dormido en uno de los túneles esos de la M-30 que, como está soterrada (vaya palabra difícil de cojones, con lo sencillo y explicativo que es decir que la han metido hasta el fondo y punto), como está soterrada, decía, y resguarda del frío y las meadas que dejan los indigentes en el césped del parque, me quedé dormido en el túnel y usé un periodicucho de los que dan gratis por las mañanas.



¿A que no sabíais que, además de para taparse, sirven para leer las letras y ver las viñetas que traen dentro? Bueno, pues yo sí; es lo que tiene ser el payaso más inteligente del mundo, que no sólo tengo grande la manguera de incendios con ese chorro descomunal, si no también el cerebro y lo uso. El cerebro. Bueno y el chorro.

Joder, que se me va la pinza, ¡avisadme, copón, que lo tengo que hacer yo todo!

Total, que cojo el periódico y leo una noticia de esas buenas de verdad: “Dora la exploradora y la ratona Minnie se dan de hostias en la puerta del Sol de Madrid”.

¡JA! ¡Cojonudo! ¡Y, lo más alucinante, es que se metieron a separar Bob Esponja y Patricio! ¡Pero si esos dos son gays seguro, lo que hacían era arrimar cebolleta, qué coño!



Resulta que dentro de esos bichos a unos pavos viviendo o no sé qué mierdas… ¡unos panchitos! y que se llevan dinero por estar 28 horas diarias sudando más que dos rubias teniendo una conversación inteligente.

Pues van los maromos y se lían a galletazos entre ellos el fin de semana pasado por sacarle más pasta a los jodidos guiris haciéndose fotitos horteras con sus retoños…

¿Qué no os lo creéis, mastuerzos? No problema, ahí lleváis la noticia tal y como sucedió.

http://www.que.es/madrid/201110022041-esponja-media-durante-pelea-entre-cont.html

Hoy tengo pocas ganas de trabajar, qué queréis que os diga, que con tanto escribir me falta tiempo para ver porno hentai…

PANOCHO THE CLOWN

lunes, 3 de octubre de 2011

Putos niños malcriados...

¡Qué cojonazos que tiene el Rowan Atkinson ese! ¡Pues no que va el pavo (que para el que no lo sepa, está patrocinando su nueva película de Johnny English en España esta semana) y dice en unas declaraciones que es difícil desligarse de un personaje que interpretó durante 17 años, pero que esa etapa ya pasó y ahora se va a centrar en Johnny English…

¿Qué dejas al paleto de Mister Bean? ¡Pero si estás haciendo lo mismo, cacho mendrugo! ¡Llevas 17 años con LerdiBean y otros 8 con LerdiEnglish y en los dos haces lo misssssmo!

Eso es como si, yo que sé, hicieran una trilogía sobre mi vida y el actor que me interpretase (torpemente y sin llegar a mi nivel, todo sea dicho) nada más terminar la tercera parte, se metiese a trabajar en un circo y dijese: “es difici dejá un personaje tan rico, interesante, sexy, atractivo y con el membrillo tan gordaco como Panocho pero ya no voy a hacé más de payaso”… ¡venga ya, coño!

Pero bueno, vayamos a lo que realmente nos interesa: las tetacas como balones de playa.

-¡Pano, Pano…! ¿Puedo llamarte Pano?



-Joder con los críos estos, es la última vez que le pido usar el ordenador a un niñato cuando vengo a trabajar en su fiesta de cumpleaños…

-Es que yo quiero que hables de perritos, ¡que me gustan muchiiio!

-Y a mí me gustaría encajarme a tu madre a cuatro patas y no puedo, ¿te parece
suficiente “perrito” ese?

De verdad, ¡virgen santísima del Sagrado Tetamen Mayor, vaya mes malo que estoy pasando por culpa de tanto niño repelente, copón!

Con la jodía “vuelta al cole”, desde septiembre no puedo ir tranquilo a ningún lado.

Antes podía amanecer perfectamente borracho en un parque tirado en el banco… (o debajo de él, da igual), levantarme con ímpetu de un salto en el cesped… (o con dificultad y apoyándome en la puñetera papelera más cercana, da igual), y ponerme a hacer footing alegremente por todo el parque… (eso sí que da igual). Ahora, como están todos situados al lado de algún jodido colegio, no hay forma de no despertarte con un niñato clavándote un palo en el globo ocular para ver si estás muerto.

¿Y por qué cojones gritan tanto? ¿Es que no saben comunicarse de otra jodida manera?

Si les das un hostionaco bien merecido (ese típico que dicen las madres de “como te de un bofetón te quito la tontería y vas a llorar por algo serio”), porque lloran ¡pero es que si están jugando también gritan!

Estás tú todo feliz medio muerto al lado de unos contenedores pasando la resaca de la noche anterior y, de pronto, salen de la nada tres bichos de esos correteando y chillando con una voz tan aguda que se te clava hasta las pestañas. Que si “jijijjijijiji”, que si “eeeeeeeeeeeeehhh” y mierdas de esas, que parece que se hayan tragado un silbato de esos que traen los muñecos de goma, joder.

Tanta tecnología y tanto siglo XXI y no sé cómo coño no han inventado todavía a los niños con mando a distancia, que te permita darles al mute en los mejores momentos… Y, ya de paso, que lo inventen también para las suegras y las exmujeres. Con suerte se te acaba la pila justo ahí y no puedes recuperarlas con voz jamás…

PANOCHO THE CLOWN